La crema catalana, que originalmente era un postre para días muy especiales o el día de San José, es hoy uno de los platos más frecuentes en la gastronomía española, especialmente en Cataluña, aunque encontramos regiones en Francia y en en Inglaterra donde también es muy popular.

Lo que hay que tener claro es que estamos hablando de una base de crema pastelera, es decir, una mezcla de yema de huevo, azúcar, harina y leche. Los hay que añaden canela y alguna piel de cítrico para aportar un toque diferente. Su preparación es sencilla: se cuece sin llegar a ebullición hasta que alcanza el punto de densidad que queremos y luego se deja enfriar. En su versión más clásica se suele espolvorear la zona superior con azúcar blanco y se quema con un soplete o pala caliente.

Podemos afirmar que se trata de uno de los postres más antiguos de Cataluña, ya que se encuentra dentro de los recetarios Llibre de Sent Soví del siglo XIV, en el Llibre del Coch del siglo XVI y hasta en el Cajón de Sastre del siglo XVIII.

Curiosamente, existe una historia del año 1879 en la que los ingleses se atribuían la creación de esta receta, ya que según ellos el plato lleva el escudo de armas del Trinity College de Cambridge y era denominado como Trinity cream, sin embargo, esa historia quedo descartada por la misma institución, siendo hasta la fecha el origen catalán el único con fundamentos reales.

En nuestros restaurantes, podrás disfrutar de una deliciosa crema catalana, te recomendamos ver nuestra carta de postres o tapas dulces, la opción ideal para poner el toque dulce y especial a una comida.

Menu Año Nuevo 31 diciembre
Más detalles
close-image